miércoles, septiembre 22

La OMS da marcha atrás y dice que las mujeres embarazadas pueden recibir la vacuna COVID-19

0

La Agencia dice que no hay razón para creer que haya riesgos que superen los beneficios de la vacunación para las mujeres embarazadas; Israel ya recomienda la inoculación en el segundo y tercer trimestre

La Organización Mundial de la Salud, revirtiendo las orientaciones anteriores, dijo el viernes que las mujeres embarazadas pueden ser vacunadas contra el COVID-19.

“Aunque el embarazo expone a las mujeres a un mayor riesgo de contraer el COVID-19, se dispone de muy pocos datos para evaluar la seguridad de la vacuna en el embarazo”, dijo el organismo.
“Sin embargo, basándonos en lo que sabemos sobre este tipo de vacunas, no tenemos ninguna razón específica para creer que habrá riesgos específicos que superen los beneficios de la vacunación para las mujeres embarazadas”, dijo el organismo internacional.

“Por esta razón, aquellas mujeres embarazadas con alto riesgo de exposición al SRAS-CoV-2 (por ejemplo, las trabajadoras de la salud) o que tengan comorbilidades que aumenten su riesgo de padecer una enfermedad grave, pueden ser vacunadas en consulta con su proveedor de atención médica”, decía el comunicado.

Los expertos de la agencia habían dicho previamente que las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech no estaban recomendadas para las mujeres embarazadas, a menos que estuvieran en riesgo de alta exposición.

El Ministerio de Sanidad de Israel ha aconsejado a las mujeres embarazadas que se vacunen contra el coronavirus después de que varias mujeres que esperaban un bebé cayeran gravemente enfermas, y varios bebés nacieran prematuramente por cesárea debido a los riesgos que corrían las madres y los niños.

El ministerio dijo esta semana que las mujeres en su segundo o tercer trimestre deben ser inoculadas, pero que las mujeres en su primer trimestre deben esperar a menos que haya otros factores de riesgo.

El ministerio dijo que la recomendación de no vacunar en las primeras semanas de embarazo no se debía a ninguna preocupación por el aumento del riesgo, sino a la inquietud de que cualquier hemorragia o aborto espontáneo, de los que hay un mayor riesgo en el primer trimestre, pudiera relacionarse erróneamente con la vacuna.

Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos también han dicho esta semana que se debe permitir que las mujeres embarazadas reciban la vacuna, señalando que corren un mayor riesgo de sufrir enfermedades graves o de morir a causa de la COVID-19.

“Las personas que estén embarazadas y formen parte de un grupo al que se le recomienda recibir la vacuna contra el COVID-19 pueden optar por vacunarse”, dijo la agencia en un comunicado.

Share.

Comments are closed.