jueves, diciembre 2

Trump demanda para revertir la victoria de Biden en Wisconsin

1

La campaña del presidente Donald Trump presentó una demanda el martes en Wisconsin para invalidar la victoria del presidente electo Joe Biden, la última batalla judicial de larga duración para anular las elecciones presidenciales.

La demanda pide a la Corte Suprema de Wisconsin que descalifique más de 221.000 votos en los dos condados más demócratas del estado. Biden ganó el estado por casi 20.700 votos.

Pide al tribunal que ordene al gobernador demócrata Tony Evers y a la comisión electoral del estado que excluya franjas de votos ausentes, que la campaña afirma que son “ilegales”.

Los demandantes, entre los que se encuentran la campaña, el propio presidente y el vicepresidente Mike Pence, piden al tribunal que bloquee la certificación de la elección presidencial hasta que esas papeletas se corten del recuento final de votos.

La campaña ha perdido o retirado demandas en otros estados del campo de batalla que buscaban invalidar las boletas para Biden.

La nueva demanda, que se salta los tribunales inferiores, llega un día después de que la presidenta de la comisión electoral del estado, Ann Jacobs, firmara una supuesta determinación de la victoria de Biden, dándole los 10 votos del Colegio Electoral de Wisconsin. Trump había ganado el estado en 2016.

Se proyecta que Biden gane 306 votos en el Colegio Electoral cuando ese órgano se reúna el 14 de diciembre.

La determinación de Jacob vino después de que un recuento de votos en las fortalezas demócratas de los condados de Dane y Milwaukee no resultó en ninguna ganancia neta de votos para Trump. Esos recuentos parciales le costaron a la campaña de Trump 3 millones de dólares.

La campaña de Trump afirma que “un patrón de actividades mal realizadas… afectó a la elección”. Sin alegar explícitamente el fraude, por ejemplo, dice que más de 170.000 votos en ausencia fueron “contados incorrectamente” porque se emitieron a votantes que no presentaron primero una solicitud por escrito. Sin embargo, en un comunicado de prensa en el que se anunciaba la demanda, la campaña afirmaba que “actos ilícitos” afectaban a las aproximadamente 221.000 papeletas y afirmaba, sin pruebas, que “el fraude y el abuso” habían “alterado irrefutablemente el resultado de esta elección”.

Trump ha afirmado que ganó las elecciones y se niega a ceder ante Biden. El presidente, sus sustitutos y el equipo jurídico de su campaña, dirigido por el ex alcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, han difundido a viva voz una serie de conspiraciones de fraude no comprobadas para reforzar su afirmación de que las elecciones fueron ilegítimas.

Pero en una serie de casos judiciales, la campaña no ha argumentado que se cometiera fraude electoral o fraude en las elecciones. Más bien, los juicios se han centrado en disputas sobre las normas electorales estatales, como la distancia desde la que los voluntarios pueden observar el recuento de las boletas y si los errores en los sobres de las boletas de voto por correo deben ser descalificadores.

Share.

Comments are closed.