miércoles, diciembre 1

En Chipre, los padres migrantes denuncian la separación de sus hijos

0

“Solo puedo llorar. Estoy devastada, mi familia también”, dijo Kawthar Raslan, siria de 25 años, acunando a su hijo recién nacido en un campamento de migrantes en la isla mediterránea de Chipre.

Las autoridades la abandonaron en el campamento después de que la separaran en el mar de su esposo y otros hijos, de solo uno y tres años.

La familia salió de la capital del Líbano, Beirut, el 22 de agosto a bordo.un barco que transportaba a decenas de otros migrantes sirios, con destino a Chipre, un estado miembro de la Unión Europea a 160 kilómetros (100 millas) de distancia.

A unos 10 kilómetros de la costa chipriota, el barco fue interceptado por los guardacostas que buscaban enviar elbarco de regreso al Líbano.

Un video filmado a bordo, visto por AFP, muestra a los migrantes gritando “¡Ayúdenos!” a los guardacostas.

Ver a la Kawthar embarazada estuvo cerca de darnacimiento, los guardacostas la llevaron a Chipre.

Pero dejaron a la mayoría de los demás pasajeros, incluido el resto de su familia, en el barco, quese dirigió al Líbano.

El Líbano es el hogar de más de un millón de refugiados sirios que han huido de la guerra civil de su país desde hace una década.

Y el Líbano se ha visto afectado por una devastadora crisis económica, que ha impulsado a cientos de sirios hacia Chipre.

Pero Chipre, con la mayor proporción de solicitantes de asilo per cápita de la UE, firmó el año pasado un acuerdo con el Líbano para devolver a todos los inmigrantes ilegales que intentan llegarla isla en barco.

“Casi muero cuando escuché que mi familia fue enviada de regreso al Líbano “, dijo Kawthar a la AFP, sentada en un colchón en el piso de una cabaña prefabricada en el campamento de Kofinou en elal sur de la isla.

“Sabían que mi esposo y mis hijos estaban conmigo y les impidieron seguirme”, dijo sobre los guardacostas chipriotas.

“Yonunca olvidaremos ese momento. “

Kawthar dio a luz a un hijo, Yazan, el 23 de agosto, un día después de ser recogido por los guardacostas.

OrigInicialmente desde Idlib, en el noroeste de Siria, instó a las autoridades chipriotas a “mostrar compasión ” y permitirle reunirse con su familia.

“No puedo vivir ni en el Líbano ni en Siria “, dijo..

Las autoridades chipriotas dicen que solo los migrantes con estatus de refugiados tienen derecho a reunirse con sus familias.

Pero de los 7.700 solicitantes de asilo sirios que han llegado aquí desde 2018, menos del dos por ciento halogró este estatus, dice la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR.

De regreso en el Líbano, el esposo de Kawthar está luchando por cuidar a la familia.

“Los niños están traumatizados, solo una palabrasale de sus bocas – ‘Mummy ‘ “.Infobarcelona.cat Breve noticia.

Share.

Comments are closed.